Oposiciones Policía Nacional 2018

Oposiciones Policía Nacional 2018

Este es el mejor momento para comenzar la preparación para la convocatoria de oposiciones Policía Nacional 2018, ya Oposiciones Policia Nacional 2018que es el momento de preparar y ordenar las acciones a realizar durante el año para llegar al objetivo.

Lo primero de todo es cumplir todos los requisitos mínimos para poder acceder a las diferentes pruebas que son necesarias realizar según lo publicado en el B.O.E. número 118, (18 de mayo), que contiene el Real Decreto 614/1995.

Según este decreto es necesario se una persona mayor de edad, con nacionalidad española, no habiéndole sido aplicado ninguna condena por delito dolos, no se le haya apartado del servicio del estado, administración autonómica, institucional o local, y evidentemente no debe estar inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas . La altura mínima de 1,65 metros para los hombres y 1,60 metros para las mujeres. En el ámbito de la formación, es necesario tener el titulo de graduado de educación secundaria, formación profesional de grado medio, de primer grado o equivalente, pudiéndoselas presentar también el graduado escolar. Se debe contar con una declaración jurada que es exigida cuando se adquiere el compromiso de llevar y de saber como usarlas exclusivamente en aquellos casos que sean necesarios. Se debe estar en posesión del carnet de conducir A o B según la prueba de oposiciones de Policía Nacional 2018 a la que se presente. También se debe poseer la autorización BTP que permite conducir vehículos de emergencia, aunque ya no es este ultimo un requisito obligatorio.

También existen requisitos en las pruebas médicas realizadas para las oposiciones Policía Nacional 2018, determinando en todo momento si los resultados obtenidos no dificultan las funciones en el cargo:

  • No puede estar en situación de obesidad o delgadez que no le permitan ejecutar las acciones necesarias del cargo.
  • No puede tener enfermedad o lesión aguda.
  • No pueden padecer depresión, jaquecas, temblores, alcoholismo, ataques de epilepsia…
  • No pueden tener enfermedades transmisibles en actividad, de transmisión sexual, intoxicaciones crónicas, psicosis u otro proceso patológico que, a juicio del Tribunal Médico limite o incapacite para el ejercicio de la función policial.