Unidad especial de guías caninos (Perros policía)

Unidad especial de perros policía

Inauguramos el recorrido por las diferentes unidades y especialidades de la Policía Nacional a fin de que nuestros alumnos, y el resto de visitantes de la página, adquieran un mayor conocimiento sobre las mismas.

La especialidad de guías caninos se encuentra integrada dentro de la Jefatura de Unidades Especiales de la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, siendo una de las unidades policiales que mayor atractivo tiene tanto para el opositor como para el resto de ciudadanos, hecho que se demuestra en la gran cantidad de aspirantes que se presentan a los procesos selectivos convocados para acceder a la especialidad,  y al reconocimiento a sus integrantes en las intervenciones  y exhibiciones de las que forman parte.

HISTORIA

La Policía Nacional es el cuerpo policial español pionero en la utilización de perros para el apoyo y desarrollo de las funciones policiales encomendadas.

El origen de la especialidad se remonta a 1945, cuando se crea en Madrid la primera Sección de Guías Caninos, estando formada por 8 perros.

En un primer momento, los perros fueron adiestrados para las funciones de obediencia, defensa, ataque y rastreo, con el paso del tiempo la especialidad fue aumentando el número de perros (hasta alcanzar los 450 que existen en la actualidad), el despliegue territorial  y las especialidades de los mismos.

Del adiestramiento de los perros se encarga la Escuela de Adiestramiento Canino de la Policía Nacional, la cual fue fundada en 1947 y cuya dependencia corresponde a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana.

FUNCIONES

Dependiendo del tipo de función a realizar se adiestrará la raza de perro más conveniente atendiendo a sus características, contando en la actualidad con una variedad de razas como son el Pastor Alemán, el Pastor Belga Malinois, Pastor Checo, Perro de Agua…

Los perros son adiestrados para la realización de las siguientes funciones:

Localización de explosivos. Utilizados desde 1976 para la búsqueda, localización y detección de sustancias explosivas como consecuencia de amenazas de bomba, tanto reales como simuladas y como carácter preventivo en protección de personalidades, edificios públicos, eventos con gran afluencia de gente, colegios electorales, centros de transporte…

En su actuación colaboran con TEDAX y unidades de Información.

Búsqueda de drogas y armas. Utilizados desde 1975 para la búsqueda y detección de sustancias estupefacientes y psicotrópicas en fronteras, centros de transporte (colaboración con Brigada Móvil), centros escolares, parques públicos y como apoyo a los grupos especializados en el tráfico de drogas, principalmente para la realización de registros domiciliarios, de vehículos y de embarcaciones.

Defensa y acompañamiento. Utilizados con carácter preventivo para evitar la alteración del orden público en grandes aglomeraciones de gente, como son los partidos de fútbol. En su actuación colaboran con UIP y Unidades de Prevención y Reacción (UPR). Hay que significar que perros de esta especialidad son utilizados para la realización de las funciones encomendadas por el Grupo Especial de Operaciones (GEO), unidad táctica de élite de la Policía Nacional con gran prestigio y reconocimiento a nivel mundial.

Rescate y localización de personas ocultas. Utilizados para la localización de personas que se encuentran sepultadas bajo los escombros como consecuencia de cualquier tipo de catástrofe (sirva de ejemplo los atentados de Madrid del 11 de marzo de 2004),  para la localización de personas ocultas tras la comisión de un hecho delictivo o como consecuencia de personas que pretenden acceder a España cruzando las fronteras de manera irregular procedentes del norte de África ocultos en vehículos y para la búsqueda de personas en dispositivos de localización de las mismas en amplias superficies como consecuencia de su desaparición. Perros de esta especialidad han colaborado en catástrofes producidas en diferentes partes del mundo, como es el caso de los terremotos de Argelia o Haití.

Detección acelerantes de fuego. Utilizados desde 2003 tras el éxito comprobado en los países nórdicos, constituyen una herramienta fundamental para la investigación de incendios en colaboración con unidades de Policía Científica a fin de determinar si los mismos fueron provocados o accidentales. Las principales ventajas del empleo de estos perros en las investigaciones son el ahorro de tiempo en la búsqueda de líquidos inflamables y la localización exacta de los focos.

Restos humanos (REHU). Empleados desde 2008 para la búsqueda, localización y recuperación de restos humanos, cadáveres y fluidos biológicos para su posterior recogida y análisis tanto en grandes áreas, como en medio acuático o inhumados.

Billetes de curso legal. En el año 2009 comienza un  proyecto en colaboración con la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre para el adiestramiento de perros en la localización de billetes de curso legal. La policía española fue uno de los primeros cuerpos policiales europeos en contar con perros adiestrados en esta especialidad, los cuales son de gran utilidad en operaciones contra el blanqueo de capitales procedentes del tráfico de drogas, la corrupción o el crimen organizado.

DESPLIEGUE TERRITORIAL

El despliegue territorial lo compone una Unidad Central y diferentes unidades territoriales con ámbito de actuación en la jefatura superior o localidad donde se ubican.

La unidad central tendrá ámbito de actuación en todo el territorio nacional y contará con perros de todas las especialidades y con un grupo de exhibiciones.

Las unidades periféricas contarán, en todo caso, con perros especializados en la búsqueda de explosivos y en la búsqueda de drogas, armas y billetes de curso legal.

 

MAPA DESPLIEGUE TERRITORIAL

 

COMO LLEGAR A SER GUÍA CANINO

El primer requisito que hay que cumplir para ser guía canino es superar la oposición a la Policía Nacional.

Una vez superado el proceso selectivo de acceso, oportunamente se convocarán plazas para realizar el curso de especialización a los funcionarios de las escalas básicas y de subinspección.

Para optar al curso deberán:

  • Superación pruebas físicas (fuerza: dominadas o lanzamiento de balón medicinal, flexibilidad, velocidad: 50 metros, resistencia: 1 km), o estar en posesión del título del grado de aptitud física del año vigente a la convocatoria.
  • Realización de exámenes psicotécnicos.
  • Realización examen sobre conocimientos cinológicos, veterinarios, y operatividad policial.
  • Realización de un supuesto practico a desarrollar, de la especialidad de guías caninos.
  • Entrevista personal.

El curso se desarrolla en dos fases, una fase a distancia(con una duración de un mes) y una fase presencial (con una duración  de 16 semanas).

El curso de especialización combinará una parte teórica que engloba conocimientos cinológicos de distintas especialidades (drogas, rescate, rehu, daf, etc), veterinarios, primeros auxilios, y protocolos de actuación con las distintas unidades de policía judicial, científica, información, etc., y una parte práctica que engloba el adiestramiento, cuidados y acicalamientos del perro, y cultura física del guía.

Finalizado el curso, y atendiendo a la puntuación lograda, se obtendrá destino en la unidad central o en alguna de las unidades periféricas, donde les serán asignados unos perros (normalmente dos) cuya vida laboral no superará los nueve años.

 

DISTINTIVOS DE PERTENENCIA A LA UNIDAD ESPECIAL DE GUÍAS CANINOS UTILIZADOS HASTA LA ACTUALIDAD

Enlace vídeos de interés: